Publicado el Deja un comentario

UNA FOTO PANORAMICA PARA TU IMAGEN CORPORATIVA

En nuestro blog anterior te hablábamos de la importancia de una buena imagen corporativa para la atracción de clientes, fidelización de estos y recordación en el público en general. Te mencionábamos que la imagen corporativa es una mezcla de muchos elementos que permiten identificar nuestra empresa a través de sus productos y sus valores.

Uno de los elementos que mayor influencia tiene en nuestra imagen corporativa es, valga la redundancia, la representación gráfica empleada para simbolizarla y como en dicha representación debe quedar plasmados nuestros valores y aspectos más importantes te recomendamos el uso de fotografías panorámicas.

Una foto panorámica permite plasmar una amplia secuencia de lo ocurre en un lugar ya que posee múltiples puntos de vista sobre un mismo entorno, permite retratar en una misma imagen los beneficios que trae tu producto o servicio. Pero también una foto panorámica permite transmitir las emociones que tu empresa quiere generar en las personas, puede transmitir los valores que tus empleados proyectan en tu compañía, puede transmitir una relación amigable y fraternal con el entorno aumentando la confianza en los consumidores y el público en general.

Una foto panorámica debe contener unos elementos básicos entre los cuales se destaca el contraste, la resolución, el color, el contenido y darle un mayor énfasis a lo que se requiera resaltar de tu imagen corporativa. Nosotros en 360 LAB contamos con los más avanzados equipos en tecnología para lograr reflejar la importancia de producto o servicio para los consumidores, te ofrecemos el más completo catálogo, acompañado de un cálido servicio y profesionalismo que permitirán retratar y plasmar en una sola foto tus valores y representación de tu imagen corporativa para que, combinada con nuestro acompañamiento, sea un hito importante entre el público en general y te ayude a alcanzar una mayor cobertura en el mercado para que crezcas siempre.

Publicado el Deja un comentario

Una foto es muy importante para tu producto

Una imagen vale más que mil palabras y una foto lo vale aún más. Una foto puede generar cualquier sentimiento que te puedas imaginar, puede transmitir tristeza, alegría, calor, bienestar, etc. Contrario a lo que muchos creen tomar una fotografía no es solo enfocar el producto y tocar el botón para capturar la imagen, no, hay muchas otras cosas que se deben considerar y que 360 LAB en este blog las enunciará para todos nuestros lectores.

Una fotografía de tu producto debe presentarlo de forma tal que se vea atractivo para tus clientes debe a través de esta darle toda la mayor cantidad de información posible a tu posible comprador: por ejemplo el color, el tamaño, la presentación, etc. También debe reflejar la identidad de tu marca y la autenticidad de esta, por eso una foto de producto no debe ser igual a otra porque solo causarás que tu cliente te vea como solo un imitador.

El fondo debe ser lo más neutro posible para no desviar la atención de lo que realmente se quiere mostrar: tu producto, también un fondo neutro facilitará la edición de la imagen para incorporarla en algún catalogo o sitio web. Si tu producto está relacionado con alimentos o con colores intensos un fondo blanco es el más indicado, pero si tu producto está relacionado con accesorios o productos de belleza un fondo negro es el más indicado porque este transmite sobriedad y elegancia. Es relativamente muy fácil y económico hacer un fondo, una cartulina es una gran aliada.

Para las redes sociales una buena estrategia es tomar una foto de tu producto en algún contexto en el que se desenvuelva, solo enfocando tu producto y dejando que los demás elementos de la foto se vean fuera de foco.

Una buena foto debe ser realizada con una buena iluminación, por eso se recomienda mucho emplear la luz natural para la toma de las fotografías, sin embargo, cuando esto no sea posible se debe emplear una luz artificial fuerte y difusa, empleando kits que ya se pueden obtener a muy buen precio en tiendas especializadas. Algunas de las consideraciones que debes tener en cuenta para la iluminación son: la luz dura se emplea para los objetos mates; la luz difusa se emplea en las superficies reflectantes; usa la contraluz cuando se tomen fotos a objetos rugosos, una luz de lado transmite volumen a partir de brillos y sombras, solo debe haber una fuente de luz, por eso debes eliminar las adicionales que se puedan presentar.

No sobra decir que la foto de tu producto debe ser tomada con un equipo que permita obtener la máxima resolución posible, es vital tener un trípode o un soporte que evite las oscilaciones de tu cámara al momento de tomar tu foto, así será más nítida. La presentación de tu producto debe ser impecable, no debe tener arrugas, deformaciones, manchas, etc, tu producto es que se debe llevar toda la atención en la foto, no las imperfecciones. Evita que salga tu reflejo o el de la cámara en tu producto.

Para el comercio electrónico no solo debes tomar una foto, debes tomar todas las que puedas desde diferentes ángulos para que el posible comprador pueda tener la mayor cantidad de información posible, es mejor tener una buena descripción del producto para que el cliente no se sienta estafado.

Es muy importante tomarse el tiempo necesario para editar muy bien las fotos, recuerda que tu producto es tu carta de entrada al mercado y ese sacrificio se ve recompensado por tus clientes porque de nada vale que tu producto sea de calidad si la foto no la transmite. En 360 LAB podemos ofrecerte todas las herramientas que necesitas para que tu producto destaque sobre los demás y le imprimas ese toque personal que buscas.

Publicado el Deja un comentario

Los nuevos experimentos de Zara: realidad aumentada y cajeros de paquetes

La compañía prueba nuevas tecnologías para que se mezclen más los servicios de venta en tienda física e Internet.

¿Cuánto dinero gana Zara con la vena por Internet? Las cifras oficiales son un misterio, y la compañía insiste en que así sea. En parte, justifica, porque cada vez es más complicado separar el negocio de las tiendas del de Internet. Compras que se hacen en casa y se recogen en la tienda. Visitas en la tienda que acaban en pedidos online. Inditex, propietario de Zara y de cadenas como Massimo Dutti o Bershka, quiere que los dos negocios se mezclen todavía más y está probando nuevas tecnologías para conseguirlo. Los últimos experimentos los protagonizan la realidad aumentada y los cajeros de entrega de paquetes.

Imagen de realidad aumentada en el móvil sobre una caja de Zara

El escaparate de la tienda de Zara parece vacío. Sobre un fondo blanco, Imagen de realidad aumentada en el móvil sobre una caja de Zara

El escaparate de la tienda de Zara parece vacío. Sobre un fondo blanco, unas letras grandes negras invitan a comprar: “Shop the look” pone. Visto a través del móvil, la imagen es bien distinta. Con una aplicación de Zara instalada, apuntando con la cámara del teléfono, de golpe aparecen en escena dos modelos. Las mujeres, a tamaño real, bailan y pasean por el escaparate con la última ropa de la compañía. En realidad no están ahí. Son producto de la realidad aumentada, la misma tecnología que causó furor con el videojuego de Pokemon, que permitía ver y cazar monstruitos por las calles a través del teléfono.

El escaparate donde ahora aparecen las modelos está en una tienda piloto que tiene Inditex en Arteixo, en la sede central de la compañía de origen gallego. La usan para hacer pruebas sin clientes. Pero el experimento de la realidad aumentada saltará a las tiendas normales pronto. A partir del 18 de abril la compañía lo va a poner en funcionamiento en 120 grandes comercios de Zara de todo el mundo. Además de en los escaparates, la tecnología estará disponible dentro de las tiendas, en peanas en las que, al apuntar con el teléfono, aparecen mujeres y hombres, como si fueran maniquíes vivientes. También lo aplicarán a las cajas de los pedidos online que mandan a casa: si se apunta sobre ellas con el móvil, aparece encima una mujer con ropa de Zara que se pasea por la superficie.

Para poder ver estos escaparates y maniquíes hace falta instalar en el móvil una aplicación, que lanzarán en abril y se llama Zara Ar. La idea es que, si pinchas sobre la imagen cuando aparecen los modelos en escena, el teléfono entra directamente en la web de compra y permite adquirir las prendas que llevan puestas. En las tiendas, explica Inditex, habrá wifi para poder descargar la aplicación y conectarse a Internet para verlo sin gastar datos del contrato del teléfono.

Cajeros para recoger pedidos

No es la única prueba piloto que la compañía tiene en marcha para estrechar lazos entre la tienda física y la digital. En A Coruña, dentro del centro comercial Marineda, la tienda de Zara tiene algo de momento único: una especie de cajero en el que se pueden recoger los paquetes que se han pedido online. Rodeado de paneles metálicos, una pantalla grande pide un código. El cliente que ha comprado por Internet lo introduce y se abre una trampilla en la que aparece su paquete. Parece sencillo, pero la tecnología está escondida detrás.

El cajero de recogida de paquetes de Zara en Marineda, A Coruña
El cajero de recogida de paquetes de Zara en Marineda, A Coruña

La parte de atrás de ese cajero, tras una pared, está llena de torres metálicas y bandejas. Tiene capacidad para almacenar 700 paquetes, y el cliente tiene 30 días para recoger cuando compra algo. Las bandejas suben y bajan hasta colocarse en la trampilla y soltar la caja. Desde que se instaló, entregan cerca de 600 paquetes a la semana en esta tienda. Solo está en este local gallego, pero la idea es ir colocando cajeros en otras. En mayo está previsto que una Zara de Londres también cuente con dos, aunque con mayor capacidad: habrá dos terminales y cada una de ellas, tendrá capacidad para almacenar 1.200 paquetes.

La cuestión, explica la empresa, es que ha crecido el número de clientes que compra en la web y recoge en tienda (ese tipo de entrega no tiene gastos de envío), y sin estos cajeros, son los dependientes quienes tienen que acudir al almacén, guardar los pedidos y entregarlos en caja, después de que el cliente haga cola. De momento, los cajeros son una prueba piloto con la que parecen satisfechos para aligerar el embudo.

MÁS INFORMACIÓN